Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CONTROL INTERNO. ¿QUIERE MEJORAR LA SEGURIDAD Y TRANSPARENCIA DE SU EMPRESA?

IBERAUDIT Kreston ofrece un Modelo de Control Interno y de Prevención de Riesgos que tiene como objetivo mejorar la seguridad, eficiencia y transparencia de las organizaciones. Nuestro Modelo de Control responde a una mayor demanda de Buen Gobierno y Responsabilidad Social en las empresas, además de tener en cuenta las mayores implicaciones y responsabilidades que nos exige el nuevo marco normativo mediante la modificación de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, que establece la responsabilidad penal de las empresas y personas jurídicas.

Nuestra firma ofrece un servicio integral de Control Interno que empieza con una evaluación de los riesgos internos y externos de la empresa, identificando las actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos. Esta evaluación inicial personalizada en cada caso, según la dimensión de la empresa y tipo de actividad, nos permite definir y establecer diferentes medidas, procedimientos y protocolos de control interno adecuados, que deben transmitirse dentro de organización, además de establecer un sistema disciplinario que sancione el incumplimiento de las medidas establecidas.

Finalmente nos encargamos de realizar una validación periódica del modelo y su adecuación a las nuevas circunstancias y riesgos de la organización.

La nueva normativa obliga a las sociedades a establecer estos procedimientos de control para evitar delitos y asegurar la transparencia, asignando la responsabilidad de asegurar este control interno y su validación periódica a los administradores y directivos, estableciendo consecuencias penales en caso de no hacerlo.

IBERAUDIT Kreston ofrece un sistema o modelo de prevención y control interno, que es necesario acreditar para la exención de responsabilidad o atenuación de la misma.