Cerrar
Inicio / Blog / EL CONTRIBUYENTE TIENE DERECHO A EQUIVOCARSE Y NO SER SANCIONADO POR ELLO

EL CONTRIBUYENTE TIENE DERECHO A EQUIVOCARSE Y NO SER SANCIONADO POR ELLO

12 de febrero de 2024

Resulta esperanzador, sobre todo para los que nos dedicamos a defender los derechos  de los ciudadanos frente a la voracidad recaudatoria de la Agencia Tributaria (AEAT),  leer una sentencia como la dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia en la  que se deja sin efecto la imposición de una sanción tributaria por falta de culpabilidad.  La sentencia se dictó el 28 de noviembre de 2023 (n.º 709/2023, rec. 15081/2023) como consecuencia de la interposición de un recurso contencioso-administrativo contra el  Tribunal Económico-administrativo Regional de Galicia originado por un expediente  sancionador incoado por la Dependencia Regional de Inspección relativo a las  declaraciones de la renta de un matrimonio de los ejercicio 2014, 2015 y 2016. 

Se trata de un pronunciamiento judicial novedoso porque aboga por un derecho añorado  desde hace mucho tiempo por cualquier contribuyente que, sin ninguna intencionalidad  defraudadora, comete una equivocación a la hora de practicar una autoliquidación. Es lo  que se conoce como «derecho al error». 

La operación objeto de regularización consistió en negar la aplicación del régimen especial de diferimiento FEAC (régimen especial de las fusiones, escisiones, aportaciones  de activos, canje de valores y cambio de domicilio social) a una operación de  reestructuración societaria de un matrimonio residente en Galicia, quienes aceptaron la  regularización propuesta por la Inspección de Hacienda (firmaron las actas en  conformidad), pero no le dieron conformidad el expediente sancionador, por entender  que faltaba un elemento esencial para hacerlos responsables de una infracción tributaria,  esto es, la culpabilidad.

El Tribunal comienza sus fundamentos de derecho haciendo alusión a una sentencia del  Tribunal Supremo de 22 de diciembre de 2016 para dejar claro que «La culpabilidad se  configura como un elemento fundamental de toda infracción tributaria, pues la  responsabilidad no es objetiva, de modo que siempre ha de concurrir el elemento  subjetivo, aunque lo satisfaga la mera negligencia y compete a la Administración motivar  su existencia». También subraya que el hecho de haber firmado las actas en conformidad  no equivale de ningún modo a la aceptación de una conducta culpable, ni, por tanto,  pueda merecer ningún reproche sancionador. 

A renglón seguido explica la operación que fue objeto de regularización por el órgano de inspección y hace hincapié en su complejidad tributaria, reconocida por el propio  abogado del Estado, reconociendo que esa complejidad «sí ha de servir como un  elemento que diluye el elemento subjetivo (la culpabilidad) de su conducta. La máxima según la cual la ignorancia de la leyes no excusa de su cumplimiento (art. 6.1 del Código  Civil), que cita el abogado del Estado en su escrito de contestación a la demanda, es  plenamente operativa a efectos de practicar una regularización tributaria que implique  el cumplimiento de la norma fiscal. Cuestión distinta es que esa conducta merezca un  reproche sancionador.» 

Para concluir, y esto es lo novedoso e interesante, hace un claro alegato al derecho al error de cualquier contribuyente de buena fe que, ante la cada vez más compleja  legislación tributaria y la reinante inseguridad jurídica en esta materia, se equivoca a la  hora de realizar una declaración fiscal, sin que por ello pueda ser automáticamente sancionado, teniendo en cuenta además, dice el Tribunal, «la generalización del régimen  de autoliquidaciones como expresión del traspaso de la responsabilidad de aplicación de  los tributos de la Administración.» 

Hace también una clara alusión a lo percibido por el Consejo para la Defensa del  Contribuyente sobre la conveniencia de la incorporación del derecho al error a nuestro  ordenamiento tributario, concretamente a su inclusión en la Ley General Tributaria, y  termina afirmando que por el hecho de que el contribuyente se ayude de asesores para  el cumplimiento de sus obligaciones tributarias «el necesario análisis del elemento de  culpabilidad no desaparece, sino que se mantiene en toda su extensión». 

Sin lugar a duda es una sentencia que pone el foco sobre una materia que ha dado lugar  a mucha conflictividad tributaria y abre una puerta a nuevos pronunciamientos judiciales que puedan replicar los mismos criterios. Como dice la Jueza ponente de la sentencia  «…quizá se haya iniciado un camino que conduzca a evitar sanciones por  incumplimientos involuntarios de las normas fiscales.» 

Enlace a PDF

ARTÍCULOS RELACIONADOS

TRAZANDO LA RUTA HACIA EL ÉXITO DE LOS «INTEREMPRESARIOS»

 ¿En qué países invierten las empresas medianas españolas? ¿Cuáles son los principales desafíos a los que se enfrentan en su proceso de internacionalización? En Kreston Global nos hemos propuesto identificar las tendencias de internacionalización, así como las estrategias y herramientas que las empresas medianas emplean [...]
Ver más

LA UTILIDAD DE LA CLÁUSULA PENAL ANTE EL INCUMPLIMIENTO CONTRACTUAL

INTRODUCCIÓN En el ámbito contractual juega un papel esencial el artículo 1.124 del Código Civil (CC), que consagra la regla general según la cual, ante el incumplimiento de un contrato por alguna de sus partes, la otra parte (la cumplidora) puede optar entre exigir el [...]
Ver más

DOING BUSINESS IN AFRICA 2024

¡Descubre las oportunidades de inversión en África con nuestro último Kreston Magazine! Si estás considerando expandir tus horizontes comerciales hacia el continente africano, tienes que aprovechar esta información. Desde el crecimiento económico en África Oriental hasta las tendencias sostenibles en Mauritania y más allá, nuestro [...]
Ver más

Newsletter

Newsletter

Contacta con nosotros, te responderemos lo antes posible.

Al enviar el presente formulario, usted acepta la política de privacidad de Kreston Iberaudit, que se presenta a continuación. 

Finalidades: Envío de nuestro boletín comercial y de comunicaciones informativas y publicitarias sobre nuestros productos o servicios que sean de su interés, incluso por medios electrónicos. 
Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en oficina.coordinadora@kreston.es .
Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.
Consentimiento(Obligatorio)
Boletin(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.